BQ está batiendo records y va cambiando poco a poco la mentalidad de los que siguen pensando que emprender en España es imposible.
La historia de esta empresa no tiene nada que envidiarle a algunas que hemos contado aquí, no nació en un garaje, fue incluso mejor, el germen de la idea viene de 6 compañeros de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid. En 2003, estos seis estudiantes (seis estudiantes Alberto Méndez, Rodrigo del Prado, David Béjar, Ravín Dhalani, Adán Muñoz e Iván Sánchez), que tenían entre 22 y 26 años, se conocieron en una asociación de alumnos. Más tarde en 2005 se juntaron para formar una “junior-empresa”, Star TIC Innovación, que después se convertiría en Mundo Reader S.L. para pasar a llamarse como la conocemos ahora, bq.

HISTORIA DE BQ

Los comienzos, los USB

Económicamente el año 2005 se caracterizó por ser una época de estabilidad económica en donde las personas y empresas personalizaban productos (para merchandising) que hoy en día denominaríamos como prescindibles o como los USB. Estos estudiantes vieron “la oportunidad” y comenzaron a vender estos USB para hacer regalos de boda por ejemplo.

España estaba en la cresta de la ola, si hablamos en términos de velocidad económica, cualquiera se veía atraído por este tipo de consumo. A Star TIC Innovación le resultaba difícil cumplir con los plazos de entrega de los pendrives por la alta demanda que se generaba. El siguiente paso fue comprar los USB en China y personalizarlos en España. Después pasaron a hacerlo todo en China e importaban vía marítima, para poder realizar un control de calidad y optimizar el negocio algunos de los socios se marcharon a vivir a China en 2006.

fundadores de bq
fundadores de bq

El negocio siguió creciendo, cambiaron de proveedores para optimizar los tiempos de entrega, y acabaron buscando su propio partner para que ensamblaram los pendrives que ellos compraban. En 2009 Star TIC Innovación seguía vendiendo únicamente pendrives y en su plantilla eran más de 25 personas.

El partner al que habían contratado para el montaje de pendrives comenzó a vender sus propios USB, que “casualmente” tenían un diseño muy similar muy similar a los suyos.

Este hecho hizo que se replantearan la dirección de la empresa y decidieron dar el siguiente gran paso: de tener una oficina de control de calidad a abrir su propia fábrica. Actualmente la fábrica sigue abierta y produce una media de 1.500.000 pendrives anuales. Este año cerrará para instalarse en España, Rivas Vaciamadrid, con sus propios diseños y moldes de inyección.

Hoy el tiempo de entrega de los pendrives USB está en torno a cinco días, y es, según la compañía, “imposible bajar de ahí”. Con stock en suelo europeo, es posible llegar a 24-48 horas, envío incluido. Pero con personalización e importación desde China, cinco días es el tope.

El salto a los libros electrónicos

En 2009, con un panorama bastante diferente al que tenemos cinco años después, había una empresa en España que fue la primera editorial literaria que únicamente firmaba derechos en digital. Era Luarna Ediciones, propiedad de Antonio Quirós. Compraba derechos para distribuirlos en PDF. El problema era que en 2009 apenas había dispositivos para leer en este formato.

Uno de los socios de Antonio Quirós era el padre de uno de los socios de la todavía Star TIC Innovación, así que comenzaron a hablar y Luarna pidió una colaboración, quería que les trajesen desde China algún producto que pudiese servir para su negocio de libros electrónicos. El producto les convenció y comenzaron a hacer negocios juntos. Así nació Mundo Reader S.L., nombre más adaptado a su nuevo escenario. Aquel primer producto fue bautizado como booq Classic, y con él, la empresa empezó a ser distribuidora y cliente a la vez.

Para evitar posibles fallos en el producto, no olvidemos que se trataba de un lector de libros electrónicos, con su pantalla y su software propio, con origen en China y a finales de la década pasada, cuidaron al mínimo detalle el servicio postventa y cuidaban al cliente al máximo. De lo contrario, su vida como empresa iba a ser bastante corta.

En 2010, fruto de la buena relación entre ambas empresas y del gusto por el nuevo tipo de negocio orientado al consumidor final, decidieron montar una sociedad conjunta. Pasaron de “booq” a “bq”, ya que con las tablets en el punto de mira, no tenía tanto sentido seguir jugando con la palabra book, quitaron las ‘o’ y se quedó bq.

El siguiente paso tuvo lugar en 2011. Con el Kindle arrasando, sabían que el libro electrónico desconectado, sin plataforma de contenidos, iba a tener un recorrido escaso. Así que surgió un acuerdo con Movistar para adaptar sus libros electrónicos a una plataforma de contenidos. Eso acarreó a su vez que bq, por primera vez, se tuviera que involucrar en el desarrollo de software del dispositivo.

En 2011 también tuvo lugar el inicio de esta relación estratégica entre Fnac y bq. Primero, a través de su libro electrónico. Esto hizo tomar a bq una posición clara: el camino era desarrollar sus productos de forma propia si no querían tener los días contados. También lanzaron un lector por su cuenta llamado bq Cervantes que fue el e-reader más vendido en España. Además se empezaron a comercializar por esta tienda el Cervantes Touch y Cervantes Touch Light. Poco después nos encontramos incluso con smartphones.

La fama de BQ comenzó a hacerse sin duda a través de sus lectores. Unos buenos e-readers con los que cualquier usuario puede aglutinar docenas de libros en un solo dispositivo de dimensiones reducidas. Sí, es cierto, no es lo mismo que un libro, pero también puedes conseguir títulos a precios más reducidos. Ni que decir tiene que Amazon también se lanzó al mercado, de ahí la marca Kindle.

Su alianza con multinacionales como Telefónica, Fnac y Casa del Libro, como hemos contado, fue un gran empujón para levantarla. Por no hablar de su acuerdo con Fnac para fabricar tablets. Actualmente ya podemos ver hasta que el smartphone de Fnac está fabricado por bq.

El hecho de lanzar terminales para una empresa tan famosa, hace que ganes nombre porque los usuarios empezarán a valorar el fabricante que los realiza. Aunque los dispositivos que vendan no tengan tu nombre, puedes obtener beneficios para posteriormente, sí lanzarlos. Como les pasó a ellos.

La evolución al mundo de las tablets

Con una importante presencia en el mercado de la distribución de ereaders, en Mundo Reader se pusieron a pensar en cómo abrir nuevas vías de negocio. En abril de 2010 Apple había lanzado el iPad y en bq consideraron el mundo de las tablets como la “transición natural” desde los ereaders. Apenas seis meses más tarde, en un nuevo ejemplo de la rapidez y agilidad que ha caracterizado siempre a la empresa, Mundo Reader ponía en el mercado cuatro tablets diferentes: bq Verne, bq Verne Plus, bq Verne Plus 3G y bq Darwin.

También te puede interesar...  Ponte al día con bq

El mercado no tardó mucho en darles la razón y hoy en día la venta de tablets supone ya un 70% del volumen de negocio total de Mundo Reader frente al 30% de los ereaders. Poco tiempo más tarde la empresa daría otro paso importante al alcanzar un acuerdo con Fnac para convertirse en la empresa responsable de las tablets del distribuidor. Un modelo en el que ya tenían una amplia experiencia después de que en el 2010 hiciesen lo mismo con los ereaders de Movistar, Casa del Libro y la propia Fnac.

La incursión en el mundo smartphone

Tras convertirse en líder en españa en la comercialización tanto de ereaders como de tablets, en Mundo Reader decidieron no quedarse parados y buscar nuevos mercados. Así fue que durante el año 2012 se produjo un hecho que acabaría por marcar su entrada en el mundo de los smartphones: las diferentes operadoras españolas comenzaron a eliminar sus planes de subvención de terminales y creció el interés entre los usuarios por los móviles sin permanencia y de un precio no muy elevado.

bq decidió afrontar este nuevo reto y acercarse a un segmento en el que consideran que no existe una competencia muy importante, puesto que empresas como Huawei o ZTE todavía no tienen una presencia definitiva en España, y que cuentan con una amplia experiencia en la distribución de tablets y ereaders.

En verano de 2012 bq comienza a trabajar en su primer smartphone, dando un paso más en el desarrollo productos de forma propia. Rodrigo del Prado, uno de los fundadores de compañía reconoce que no fue un salto fácil:

“Empezar ahí nos daba muchísimo respeto. Aunque conceptualmente pueda parecer que sí, no es lo mismo un smartphone que una tablet. No es una tablet en pequeñito, es un dispositivo que tenemos en la mano 24 horas al día. El nivel de incidencias que puedes tener con un producto así es mucho más alto que el que puedes tener con una tablet, que al final es un producto que usas para entretenimiento en casa, en momentos determinados, cerca de la Wi-Fi… En cambio aquí hay otras condiciones: puedes estar lejos de la estación base, hay otras condiciones de humedad, potenciales caídas… Es un producto mucho más delicado. También tiene sus ventajas, claro. Se vendían muchos millones de smartphones, queríamos estar ahí.”

A medida que pasaba el tiempo, bq conseguía personalizar más sus productos. Se limitaban menos a reunir componentes y, sin llegar al 100 % de personalización, adaptaban cada vez más los productos a sus necesidades y deseos. Aunque por supuesto, falta la pregunta clave, ¿por qué no se llegaba al 100 % de desarrollo propio, de personalización? Sencillo: los costes no recurrentes de desarrollo del producto, con su volumen, no son amortizables. Respondió Rodrigo en una entrevista.

Al mismo tiempo, en bq se dieron cuenta de que conforme aumentaba la personalización y desarrollo propio de sus dispositivos, bajaba el coste de mantener cada uno de sus dispositivos. Es decir, el servicio técnico tenía menos trabajo, menos productos se estropeaban o presentaban fallos. bq pudo empezar a dar el mismo servicio con menos recursos.

“Con un servicio técnico te puedes arruinar de dos formas, una rápida y otra lenta”

Rodrigo del Prado explicó que hay dos formas en la que el servicio técnico de una empresa puede acabar saliéndote tan caro que desemboque en la quiebra de la misma.

Para empezar, cuando hay productos que explotan en el mercado (caso de smartphones o tablets en los últimos años, por ejemplo), las ventas de un año multiplican varias veces las del año anterior. Así que no pasa nada si se acaba tirando a la basura todo el producto defectuoso del año anterior y se repone con nuevos. Pero este crecimiento tiende a aplanarse, así que si no se tiene controlado el servicio del producto y el coste de mantenerlo 24 meses, es fácil arruinarse.

El primer smartphone bq sale al mercado

Abril de 2013: bq sale al mercado de los smartphones

En bq, según Rodrigo, era estratégico desarrollar sus propios productos: tanto para mantener un nivel de calidad, como para ser capaz de diferenciarse frente a otros. Así, en abril de 2013 salieron al mercado con el bq Aquaris 4.5. El primer smartphone de la compañía. Ni las mejores expectativas dentro de bq se esperaban el nivel de ventas que acabó teniendo. bq se había hecho un hueco en el mercado.

En bq no hablan de gama alta o gama baja, sino de productos con “márgenes ajustados”. El buque insignia actual, el Aquaris E5, que no es como un buque insignia de Samsung o de HTC, pero la diferencia en cuanto a prestaciones es complicado saber detectarla.

En la empresa ponen el ejemplo de las pantallas, a partir de ciertos niveles es difícil o imposible distinguir. Nuestros ojos llevan siendo los mismos 10.000 años y en estos últimos años no han evolucionado para distinguir más píxeles en una pantalla de smartphone a partir de estas resoluciones. Es como tener un coche de 200 cv, para la mayoría de usos te sobrarán 100.

En bq lo que tienen claro es que si su teléfono cuesta 200 euros, y un teléfono tope de gama cuesta 800 euros, fabricar el de tope de gama no cuesta cuatro veces más que lo que cuesta el suyo. La competencia tiene un margen muy superior. Obviamente estas compañías tienen costes de desarrollo y publicidad más altos. Son modelos distintos. Pero con el de bq podemos vivir con mucho menos margen que estas compañías.

Esta es la base de la filosofía de bq, fabricar y diseñar terminales con un precio “real” y ofrecer un buen servicio técnico, siempre resaltando que son productos españoles.

El resto de productos bq

Durante 2013 también lanzaron la impresora 3D, el primer producto 100 % diseñado y fabricado por ellos, y además en España. La razón por la que fabrican aquí íntegramente esta impresora es porque aquí se encuentra el ecosistema de proveedores, componentes e industrias auxiliares que son necesarias para fabricar el producto.

bq tiene la fábrica de impresoras en Pamplona. Si desmontas una impresora 3D, lo que encuentras son motores, correas, cojinetes, rodamientos, raíles, cadenetas, chapas de metal doblado… Todo eso es fácil de encontrar en Pamplona, donde hay una industria automovilística alrededor y queda algo de industria de electrodomésticos, y usa las mismas partes. Así que es fácil establecerse allí para crear el producto.

También te puede interesar...  Ponte al día con bq

También ha diseñado un kit de robótica para que los niños se familiaricen con este material y tecnología desde pequeños, así podrán exprimir todo su potencial desde la infancia.

Expansión internacional

La empresa desembarcó por primera vez más allá de nuestras fronteras en el año 2011, llegando a Sudamérica y Portugal. El país vecino se ha convertido en un mercado importante en la venta de tablets (“el público portugués no es muy receptivo a los ereaders”) y en estos momentos están trabajando también en la llegada a Francia a través de acuerdos de distribución con operadoras del país.

Latinoamérica es, sin embargo, un mercado testimonial para la empresa. Al menos por ahora. Mundo Reader tiene sede propia en Argentina y Uruguay y también están presentes en otros mercados como Perú y Bolivia, pero existen una serie de factores que dificultan la expansión en dichas regiones, como pueden ser leyes poco favorables hacia la importación (caso de Argentina) o una clase media que todavía no es suficientemente grande.

De todas formas, y dado las tasas de crecimiento de muchas economías de la zona, bq considera que tener ya una presencia en varios países latinoamericanos puede convertirse en una ventaja importante para cuando se produzca una expansión real de riqueza y consumo.

Según los socios bq es una empresa concebida para durar por lo que tienen una apuesta a largo plazo y consideran que todavía les queda mucho por hacer. Todo el dinero se reinvierte e para fomentar todavía más la creación de “una compañía sólida y competitiva internacionalmente”; y es que además de Latinoamérica y Francia no descartan tampoco una mayor expansión europea y hacia otras economías que presenten un alto nivel de crecimiento.

PRODUCTOS

ebooks:

ebooks de bq
ebooks de bq

Impresoras 3D:

3d_nuevo
impresoras 3D de bq

Smartphones:

smartphones de bq
smartphones de bq

Tablets:

tablets actualizado
tablets de bq

Kits de robótica:

kits de robótica de bqKits de robótica de bq

CAMPAÑA DE CONCIENCIACIÓN DE QUE LOS BQ SON ESPAÑOLES NO CHINOS

La campaña de BQ funciona. Muchos usuarios optan por uno de sus terminales para su día a día porque proporcionan buenas prestaciones, garantía española y unos precios asequibles para el mayor número de compradores. Eso sí, dejan de lado aspectos como el diseño (esos botones capacitivos en la parte inferior..), materiales aunque es perdonable por el precio y calidad en los componentes internos, siendo en casi todos de procedencia china.

Muchos personas quieren poder comprarse un terminal que les asegure un buen rendimiento y un sistema operativo fluido a ese precio. Eso los dispositivos Android de BQ lo cumplen.

Sin duda con el lanzamiento del Aquaris E5 4G ha querido eliminar uno de los puntos débiles de su gama E, los procesadores Mediatek, incorporando el último procesador con arquitectura 64 bits de Qualcomm, el Snapdragon 410.

Sí es cierto que el hecho de incluir componentes asiáticos como los procesadores Mediatek era porque en resumidas cuentas, eran terminales chinos con nombre español. Pero con la gama E la cosa ha cambiado ya que se diseñan y montan en España. Sí, muchos de los terminales de la gama E incorporan Mediatek pero el modelo E5 4G es el salto a nuevos componentes de más calidad.

Una campaña agresiva, mucho camino por recorrer

Tecnología para todos, un anuncio muy ambicioso, que deja claro que la compañía apunta alto y quiere compararse con los grandes fabricantes de telefonía o tecnología.

Es normal que hoy se hable tanto de BQ ya que están esforzándose en convertirse en uno de los principales vendedores de smartphones y tablets de gama media en España y fuera de ella.

El anuncio lo dirigió Alex de la Iglesia, y tiene como premisa mostrar las emociones en lugar de describir el producto. “No contamos el producto, sino la reacción al producto”. Y es que en el anuncio destaca la frase “Fuckin’ Spaniards”, que queda representada en la reacción de la competencia en cuanto ve el nuevo terminal de la compañía.

CIFRAS DE BQ

Cifras.

En 2014 ha ingresado 35 millones de euros en el primer trimestre y 57 millones en el primer semestre. 118 millones de facturación en 2013. En 2012 facturó 37,3 millones, en 2011 21,6 millones, y en 2010 3,8 millones.

Empleo.

En 2010 tenían 12 empleados. Al año siguiente, 45. Para 2012, habían subido a 101. En 2013, quintuplicaron la cifra. Siguen subiendo en 2014 y van camino de los mil trabajadores. La media de edad es de 31 años. Y el 30% son ingenieros. Un especialista senior gana entre 30.000 y 40.000 euros. La misma cifra que los directivos, quienes han acordado que no se reparten dividendos, todo se reinvierte en la empresa.

Ventas.

Es la segunda marca más vendida de smartphones libres en España. Sólo la supera Samsung. El ascenso es exponencial. BQ vendía 390.000 en 2013. En 2014, en que han lanzado su nueva generación de móviles, superarán el millón de unidades.

Un millón de dispositivos vendidos en 2013. 450.000 smartphones (a partir de abril), 450.000 tablets y 100.000 libros electrónicos. Impresoras 3D se vendieron muy pocas unidades, teniendo en cuenta además que se comercializaron a partir de diciembre. Viendo el porcentaje interanual, los smartphones son lo que más vende ahora.

Otros éxitos

Es la segunda marca de tablets Android en España: 567.500 (entre 2013 y el primer semestre de 2014), el mismo puesto en libros electrónicos en nuestro país: 92.200 (en ese mismo periodo). Además es la primera empresa en fabricar impresoras 3D en territorio español (con un coste de 1.800 euros la más cara). Sus productos se distribuyen en 38 países.

Oficinas.

En Las Rozas de Madrid y Rivas Vaciamadrid (Madrid), Ciudad Real (Castilla-La Mancha) y Santa Cruz de Tenerife (Canarias). Las próximas se ubicarán en Alemania y Francia.

Fábricas

Tienen la de impresoras de tres dimensiones en Esquiroz de Galar (Navarra) y otra de dispositivos USB en Shenzhen, China, lugar donde también producen sus móviles, en la misma zona donde se hacen los iPhone.

Lanzamiento

En mayo del 2014 anunciaron el lanzamiento de su gama de móviles de cuatro, cuatro y medio, cinco y seis pulgadas, todos diseñados íntegramente en su sede de Las Rozas. Cuando se presentó se convirtió en trending topic en Twitter.

Categoría: BQ

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies