Hoy queremos hablaros sobre cómo prolongar la vida útil de tus electrodomésticos y hacer que funcionen mejor y durante más tiempo, además evitarás que se te estropee por lo que ahorrarás mucho dinero y tiempo.

Los consejos básicos para un buen funcionamiento del aparato son:

  1. Leer las instrucciones: Normalmente en cuanto abrimos el electrodoméstico nos ponemos a usarlo como locos sin pararnos a mirar las características específicas. Te aseguramos que leer las instrucciones te garantiza que conozcas detalles de funcionamiento sobre tu electrodoméstico y sobre todo que tenga una vida útil más larga, si sabes para qué sirve cada botón.
  2. Utiliza correctamente los aparatos: Cuando conoces bien los aparatos que utilizas al interior del hogar, sabes cuáles son sus limitaciones y cuáles son los requisitos para usarlo.
  3. Limpia los electrodomésticos: No tienes que convertirte en una máquina de la limpieza lo que tienes que hacer es asear regularmente cada uno de tus electrodomésticos.
  4. En caso de duda, llama al servicio técnico: Espero que no seas de las personas que intenta arreglar su electrodoméstico sin saber cómo funciona por dentro el aparato. Lo ideal es ir realizando el mantenimiento técnico antes de necesitar un verdadero servicio técnico. Pero en caso de que el electrodoméstico esté estropeado llama sin dudar a los especialistas, no intentes arreglarlo tú mismo.

Ahora te detallaremos qué hacer con cada uno de ellos en concreto, en primer lugar te hablamos sobre los imprescindibles, aquellos sin los que no podemos vivir, como la nevera y la lavadora.

Lavadora:

lavadora

  1. No la sobrecargues el tambor de la lavadora. Hoy la gran mayoría de las lavadoras tienen 7-8 o 9 kilos, incluso algunas llegan a 12, pero hace pocos años la gran mayoría de las lavadoras eran como mucho de 5 kilos. Ten en cuenta que ‘meter más ropa’ incide en el funcionamiento de la máquina.
  2. Ten cuidado con cinturones,  monedas y otros objetos metálicos estos objetos pueden llegar a desprenderse y causar averías.
  3. Las coladas con muy poca ropa desperdician agua y energía.
  4. Se recomienda usar pastillas anti cal ya que la cal se va acumulando en la maquinaria de la lavadora y acaba estropeándola.
  5. No abuses de las temperaturas, entre 30-45º es más que suficiente para la mayoría de las prendas, las temperaturas más altas 60º en adelante gastan mucha energía.

Nevera:

nevera

  1. Las juntas de las neveras,  ayudan a mantener el aire fresco dentro de la nevera y a conservar la energía. Limpiarlas de forma periódica contribuye a alargar la vida útil de tu nevera. Puedes hacerlo con agua y un estropajo y después aplicar una capa fina de vaselina o crema para mejorar el agarre. Si las juntas están muy estropeadas puedes sustituirlas hay repuestos, puedes consultar al servicio técnico de la marca (y con un poco de maña colocarlas tú mismo).
  2. Al menos una vez al año mueve la nevera, sácala de donde esté, desenchufa (solo son minutos) con el pie en la parte trasera quita la placa que está cerca del suelo y limpia las bobinas con un aspirador, lo pones en succión media y de esta manera absorberá polvo y otras partículas acumuladas. Esto ayuda a mejorar el rendimiento de la nevera.

Lavavajillas:

  1. En los lavavajillas no eliminar bien los residuos de los platos o menaje puede causar averías. Para solucionarlo, retira los pegotes de los platos que vayas a meter en el lavavajillas.
  2. Las juntas del lavavajillas se tienen que limpiar de vez en cuando para que funcionen de manera eficiente.
  3. Limpiar el filtro del lavavajillas una vez al mes, en esta zona se acumulan muchos residuos, es importante que no pase mucho tiempo sin limpiarlo.
  4. También es recomendable hacer cada cierto tiempo una limpieza del interior del lavavajillas. Se hace con un líquido especial limpia máquinas especial lavavajillas también puedes usar vinagre. Tenemos que poner un programa del lavavajillas con temperatura de 50º o superior y el lavavajillas vacío.

Vitrocerámica: Una tapa protectora para vitrocerámica es la mejor solución para evitar roturas de cristales nunca deseados, pero son probables, principalmente por lo expuesta que siempre está.

Campana extractora: La suciedad en la campana extractora también afecta a su funcionamiento y eficacia. Para limpiarla, lo mejor es sacar los filtros, con el extractor desconectado (quedará la turbina y las conexiones eléctricas al descubierto) e introducirlos en agua caliente con un poco de desengrasante y frotar con un cepillo con púas suaves. Tanto el exterior como el interior, con un pulverizador con agua caliente y desengrasante, paño, estropajo si procede y aclarando con agua, sécalo con un trapo antes de ponerlo en marcha.
Espero que estos consejos te ayuden con el perfecto funcionamiento de tus electrodomésticos, y ya sabes que si tienes una avería y necesitas el número de un servicio técnico estamos a tu servicio.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR