Problemas del primer mundo_Laura Pacheco 98

Seguro que si les contamos a nuestras abuelas que no tendrían que usar escoba nunca más en casa no nos creerían. Parece sacado de una película futurista que se pueda programar un aspirador para que deje tu casa limpia como una patera, que se conozca las esquinas, que no se caiga por las escaleras y para que en caso de que se quede atrapado se quede parado. Es una realidad que los aspiradores robots están de moda. Y es que la idea de dejar limpiando la casa a uno de estos pequeños artefactos inteligentes, mientras nosotros estamos en la oficina es pura comodidad.

No nos podemos emocionar demasiado con esta idea porque los aspiradores robots todavía tienen que evolucionar mucho: son cómodos, pero también son caros y su limpieza es mucho menos eficaz que con un aspirador tradicional.

¿Cómo funcionan?

Para detectar un obstáculo disponen de sensores para evitar los choques con patas de mesas o sillas… o caerse por las escaleras. Sacan el polvo con un cepillo rotatorio sobre un eje horizontal.

La suciedad se deposita en un depósito dentro del aparato. Además, cuentan con un filtro dentro del depósito.

Cada robot dispone de programas de limpieza, que podrás elegir en función de tus necesidades y horarios. Se recargan en una estación de carga o con un cargador que se conecta al robot

Ventajas

  • Autónomos. Y limpian horas sin recargarse.
  • Pequeños: se guardan en cualquier sitio.
  • Útiles para gente con movilidad reducida o que vive en una casa grande.
  • Funcionan bien sobre suelo duro

Inconvenientes

  • No aspiran bien las alfombras o moquetas.
  • No llegan bien a los bordes y a los rincones.
  • Depósito de polvo demasiado reducido.
  • Hacen bastante ruido.
  • Caros: cuesta unos 400 euros de media.

 

Guía de compra:

1) ¿Qué estás buscando?

Tendrás que saber lo qué quieres, qué esperas de uno de estos robots y para qué vas a usarlo exactamente: limpieza diaria, limpieza eventual, limpieza completa…

2) ¿Cómo es tu casa?

Intenta describir tu casa atendiendo a los siguientes parámetros:

  • Superficie (metros cuadrados)
  • Tipos de suelo (parquet, baldosa, cerámica…)
  • Distribución de la casa (número de habitaciones, pasillos…
  • Tipo de muebles
  • Obstáculos a los que tendrá que enfrentarse tu robot (alfombras, muebles fijos, escaleras, rincones, muebles bajos…)

3) ¿Cuánto quieres gastarte?

Por fin estamos en un momento en el que hay robots aspiradores para todos los bolsillos: desde 80 a 800 euros (aproximadamente) podrás encontrar tu robot aspirador.

4) ¿Qué extras te gustaría que tuviera?

Piensa qué funciones, características o accesorios extra exiges a tu robot. Puede ser que lleve filtro especial o que sea programable para que te limpie todos los días, que tenga un depósito extra grande, que sea muy fácil de manejar, que no haga mucho ruido, que lleve mopa incorporada o luz ultravioleta, que cubra la mayor superficie…

Lo único que de verdad tienen en común todos los robots aspiradores es que todos tienen incorporado sensores anticaída.

5) ¿Dónde lo vas a comprar?

Hay un amplio abanico que va desde las tiendas físicas y grandes cadenas comerciales hasta tiendas online. Lo único que siempre deberías tener en cuenta es el tipo de garantía que te ofrecen (en España son 2 años de garantía para este tipo de artículos), si son o no distribuidores oficiales de la marca, de dónde vienen las máquinas y dónde tienen el servicio técnico.

Fuente: robotaspirador, robotsaldetalle, ocu

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR