Internet sirve para más cosas que para ver el facebook, comprobar el correo o ver vídeos de gatitos…

Queremos enseñarte que tienes infinitas posibilidades, el problema es que muchas veces no las exploramos por miedo a que nos timen, se nos infecte el ordenador con un virus o no sepamos cómo arreglar un problema..

Si eres de los que no se atreve a comprar por internet porque estás muy perdido/a y tienes miedo a una estafa te damos unas pequeñas claves para que sepas cuáles son tus derechos y cómo tienes que actuar.

Si estos consejos no te convencen te dejamos unos datos (sacados de un estudio realizado por Webloyalty) para que reflexiones sobre el tema:

En el estudio realizado, el 84% encuestados entra en internet varias veces al día, de este porcentaje el 38% es comprador online ocasional y el 62% es habitual.

El sector que más compras registra es el de la moda (47%) seguido muy de cerca por el de viajes (46%), tecnología (45%), ocio (38%), cultura (30%) y productos cotidianos (27%)

La razón más valorada a la hora de comprar es el precio con un porcentaje del 65%, el 50% se realiza gracias a descuentos y el 41% por variedad de productos.

Esta parte te interesa, el 32% de los que no compran lo hacen por desconfianza por lo tanto, la confianza es un factor determinante (muchas veces por encima del precio) a la hora de comprar un producto.

Los reyes de las ventas online son Amazon con un 35% y eBay con un 29%

Iníciate en el mundo de las compras online con nuestros consejos:

1. Tranquilidad: Una de las grandes ventajas de internet frente a una tienda física es que te permite comparar precios y productos en un momento, por eso antes de comprar dedica un rato a visitar varias webs y ver las garantías que te ofrecen en cada lugar.

2. Ten sentido común: Investiga bien esos chollos y esas ofertas exageradas, nadie regala nada.

3. Empresas fantasma: tiene dirección real? Tienda física? Si no tienen nada de esto y además el único contacto que ofrecen es un teléfono móvil o un email PUEDES EMPEZAR A SOSPECHAR.

4. Empresas extranjeras: Presta especial atención con las empresas que son extranjeras porque no se rigen por las mismas leyes.Si es de un país miembro de la Unión Europea puedes pedir consejo al Centro Europeo del Consumidor o sino en la embajada del país de donde sea la empresa.

5. Web segura: Si la dirección de la web empieza por “https://” la web es segura y podrás dar tus datos con más tranquilidad ya que la “S” del final indica seguridad. Además si al pie de la página encuentras un candado cerrado significa “conexión segura”, la tercera comprobación será buscar el indicador “Secure Socket Layer (SLL”).

6. Condiciones de compra: El vendedor está obligado a mostrar las condiciones de compra en su web o por el contrario a ofrecértela sin ninguna pega si se la pides directamente por mail o por teléfono. Infórmate sobre gastos de envío, devoluciones, formas de entrega, formas de pago, etc…

7. Política de privacidad y seguridad: Lee muy bien todo lo referido a lo que podrán hacer y donde van a estar registrados tus datos personales, si los pueden vender a terceros, si los pueden utilizar para enviarte publicidad, etc…

8. Cuida tus datos: Cuando vayas a rellenar los campos requeridos con tus datos personales o cuando te pongas en contacto con la empresa, da sólo los datos estrictamente necesarios, es decir, si no les hace falta saber tu teléfono fijo porque ya les has dado el móvil, no lo des.

9. Realizar el pago: Hay varios sistemas de pago, el más conocido es el contrareembolso, pagas en cuanto recibes el paquete.

En el pago con tarjeta, los niveles de seguridad darán como resultado tres pasarelas de pagos usadas actualmente, las hay de dos tipos SSL y SET, la diferencia entre ellas es que la segunda es aún más segura que la primera porque implementa uno cifrado en las cuentas.

También hay sistemas de pago electrónicos que están respaldados por grandes corporaciones o empresas de la red y que no hacen uso directo de la tarjeta bancaria como PayPal de la firma Ebay, Google Wallet de Google y Amazon Payments de la tienda más popular del mundo en comercio electrónico.

10. Imprimir copia de los justificantes de pedido y pago: Al finalizar tu pedido por la web debe aparecer un número de confirmación del pedido, un envío a tu email con el pedido o una página web que puedas imprimir y quedarte como comprobante de haber pagado (en el caso de haber pagado antes) o de haber hecho el pedido. Imprímelo o guárdalo en un lugar seguro hasta que tengas el producto en tus manos, hayas comprobado que todo va bien y pase el periodo de garantía o prueba.

11. Derechos online: Las compras de un producto o servicio a través de una página web en España cuentan con los mismos derechos a favor del consumidor que si se realizara en un comercio o tienda física: no se reducen los derechos de garantía en los supuestos de defecto o falta de conformidad, ni tampoco el derecho de reclamación e información, el de utilización de los medios de pago habituales, o el derecho a revocar o a desistir del contrato.

12. Devoluciones: Dentro del plazo de 14 días naturales el consumidor que compra un producto a través de internet puede proceder a la revocación y devolución de ese producto. Hay algunos productos que no están sujetos a esta norma: es el caso de productos personalizados, precintados (un CD, una crema), o bienes que no se puedan devolver por motivos de salud o higiene…
Si tienes alguna duda al respecto, pregúntanos sin miedo, ya sabes que estamos A SU SERVICIO 😉

Vía: loogic, OCU, Alfredo Hernandez 

 

Categoría: garantía

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies